La Dra. Ariana De Vincenzi, Vicerrectora Académica de la Universidad Abierta Interamericana de Argentina y actual Secretaria Académica de la Red, participa de este evento internacional en representación del Consejo de Rectores de Universidades Privadas de Argentina. De forma bianual INQAAHE (International Network for Quality Assurance Agencies of Higher Education) realiza sus conferencias, en esta oportunidad la desarrolla en Colombo, Sri Lanka hasta el próximo jueves 28.  De Vincenzi fue invitada a exponer en el panel sobre “El papel del aseguramiento de la calidad en los marcos de referencia de calificaciones y en la movilidad de estudiantes”.

Al exponer acerca del caso argentino, la Dra. Ariana De Vincenzi destacó como una fortaleza

Ariana De Vincenzi junto a Susanna Karakhanyan, Presidenta de INQAAHE.

de los marcos de referencia de calificaciones de las carreras involucradas en el artículo 43 de la Ley de Educación Superior, el hecho de que las máximas autoridades de los cuerpos académicos de esas Carreras de todas las Universidades participen en su diseño: “El punto de partida en la configuración de los marcos de referencia de calificaciones para la acreditación de los programas de estudio regulados por el Estado, es la construcción colaborativa y cooperativa de los estándares a cargo de los académicos que lideran esos programas de la totalidad de las universidades del sistema universitario nacional ”.  Mencionó también que esos marcos de referencia están siendo modificados para superar debilidades en su diseño e implementación: “Por un lado, se están revisando los estándares de acreditación de las Carreras cuyo ejercicio genera riesgo directo sobre el interés público, con la intención de que aquellos componentes que refieren a criterios de calidad esperables a nivel institucional sean evaluados en el marco de sus proyectos institucionales. Por otro lado, se están revisando las actividades profesionales de cada carrera que generan un riesgo directo sobre el interés público para, a partir de ellas, definir los contenidos mínimos, la intensidad de la formación práctica y las cargas horarias mínimas que componen los diferentes trayectos formativos. Considero de alta relevancia que el perfil profesional de cada Carrera sea definido en términos de competencias profesionales, tal como lo está trabajando la corporación de académicos de las Carreras de INGENIERÍA. La definición de competencias enten

De Vincenzi luego de su exposición

didas como capacidades autogestivas y responsables para la transformación de una situación de la incumbencia del profesional que se trate, favorece construcción de descriptores para cada competencia. Estos descriptores se expresan en términos de conocimientos, habilidades y capacidades resolutivas que deben alcanzar los estudiantes a lo largo del proceso formativo. Se estima que el ajuste de los marcos de referencia de calificaciones de las Carreras contribuirá a una mayor comparabilidad y legibilidad de éstos respecto de los marcos de referencia de calificaciones de otros países

La Secretaria Académica de REALCUP junto al equipo de trabajo de una de las comisiones de la conferencia

En relación a la existencia de marcos regionales de referencia de calificaciones, en en panel se mencionaron las experiencias de Asia Pacífico, de la Unión Europea y de Sudáfrica. Por su parte la Dra. De Vincenzi mencionó la experiencia de ARCUSUR y las ventajas del Programa MARCA. Finalmente, mencionó la reciente creación del Sistema Iberoamericano de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (SIACES) y sus ventajas para la comparación de buenas prácticas de sistemas de aseguramiento de la calidad de los diferentes países que lo integran.

Con respecto a la movilidad de estudiantes la Secretaria Académica de REALCUP destacó: “el soporte del Ministerio de Educación a través del Programa de Internacionalización de la Educación Superior y Cooperación Internacional (PIESCI) y  de la Plataforma Campus Global, constituye un aporte para las instituciones universitarias en general, al acceder a becas de movilidad para estudiantes y profesores provenientes de fondos del Estado Nacional o de fondos resultantes de la suscripción de convenios de cooperación bilateral. En particular las Universidades privadas deben recurrir complementariamente a fondos propios o a la búsqueda del apoyo de “stakeholders”como fundaciones o empresas para obtener fondos mediante el fundraising. Esto se debe a que las universidades privadas no tienen acceso a fondos públicos para desarrollar sus actividades académicas, con excepción de las actividades de investigación”.