Ago 29, 2019

El aseguramiento de la calidad en un contexto globalizado y de transformación tecnológica

Dra Ariana De Vincenzi, Secretaria Académica de REALCUP

Déjanos tu email para descargar el documento con el contenido de ésta publicación.

INTRODUCCIÓN

La globalización es un proceso que ha promovido nuevas formas de comunicación y de relacionamiento, al mismo tiempo que ha favorecido nuevas oportunidades y desafíos. La conformación de redes internacionales que contribuyen al empoderamiento de las organizaciones y al desarrollo de proyectos conjuntos; la movilidades de recursos humanos entre países; la identificación de buenas prácticas en diferentes áreas del desarrollo social para su difusión; la multiculturalidad como característica saliente del tejido social, son sólo algunas manifestaciones que evidencian el impacto de la globalización en la sociedad.

A su vez, la revolución 4.0 potencia la instantaneidad en las comunicaciones, promueve la celeridad en la transformación del conocimiento y tensiona las formas convencionales de desarrollar los trabajos y actividades cotidianas a través de la irrupción de nuevas tecnologías que impulsan la transformación de la forma de vida (computación en la nube, internet de las cosas, robótica, inteligencia artificial, entre otras).

Estos escenarios vigentes impactan en los sistemas de educación superior y en las universidades provocando dilemas que deben ser abordados tanto por los Estados Nacionales como por las propias instituciones universitarias, para dar respuestas satisfactorias a las demandas del contexto laboral.

En el ámbito de la educación superior, el sostenido crecimiento de la movilidad de estudiantes exige la configuración de marcos de titulación en cada Nación que resulten transparentes y compatibles entre países y regiones. Dichos marcos de titulación, definidos en términos de resultados de aprendizaje esperados, permiten correlacionar la propuesta formativa de la educación universitaria con las demandas del contexto laboral y favorecen el reconocimiento de aprendizajes previos adquiridos por estudiantes en contextos de educación no formal, así como la transferencia de créditos entre universidades de diferentes países.

Por su parte, las nuevas tecnologías han propiciado el desarrollo de nuevos empleos, la transformación de los preexistentes y la caducidad de empleos basados en el desarrollo de  habilidades técnicas, suplidos hoy por la automatización. Ante este escenario, y mientras que las universidades responden con diferentes ritmos y estrategias a las demandas de nuevos perfiles profesionales que demanda el contexto laboral, emergen nuevos proveedores de educación. Instituciones privadas, empresas y las propias universidades desarrollan cursos cortos centrados en competencias acordes a demandas sociales, dando lugar al auge de las microcredenciales.

Constituye un desafío para el sistema de educación superior y para las instituciones universitarias replantearse el modelo de universidad propuesta, para atender bajo diferentes modalidades la cada vez más evidente demanda de los estudiantes de encontrar en la educación universitaria una herramienta de movilidad social. El tiempo, esfuerzo y dinero que invierten en su formación debe permitirles progresar en calidad de vida e inserción laboral.


Tags