Red de Asociaciones Latinoamericanas y Caribeñas de Universidades Privadas
Líderes educativos se reúnen en Cartagena para pensar en educación superior e innovación

Líderes educativos se reúnen en Cartagena para pensar en educación superior e innovación

Nov 17, 2018

La relevancia de la universidad para resolver los retos de la región

En 1965 Orlando Isaza tenía 17 años, había nacido en Abejorral, Antioquia, y vivía en una de las zonas deprimidas de Medellín, el barrio Manrique. Por azares de la vida, encontró en el periódico El Colombiano la noticia de que como parte de la Alianza para el Progreso, se estaba abriendo un programa de becas para bachilleres colombianos para estudiar sus carreras en Estados Unidos. “Me puse a pensar que aunque era un poco rebelde, mis calificaciones y situación académica era excelente. Le escribí una carta al director del programa, sin saber que a los candidatos los postulaban sus colegios”. Así, Orlando se sumó al primer grupo de unos 30 jóvenes que pudieron estudiar en diferentes universidades de Estados Unidos, gracias a este naciente programa de becas.

Retos que enfrenta la educación superior

Hoy Orlando está en Cartagena como asistente a la primera Cumbre de la Educación Superior de las Américas, organizado por Laspau, la misma organización que lo llevó a Estados Unidos hace 54 años a estudiar sociología, y que, como el mismo señala, le cambió la vida. El evento, que se lleva a cabo durante este viernes y sábado, reúne a más de cien asistentes de 14 países de las Américas, para hablar sobre la relevancia de la universidad para resolver los retos de la región.

Rectores y vicerrectores de universidades de Chile, Colombia, Venezuela, México, Perú, Guatemala, El Salvador, Estados Unidos, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Jamaica y Panamá, ministros y secretarios de educación de algunos de estos países y miembros del sector privado, están discutiendo durante estos dos días los retos que enfrenta la educación superior en cuanto a investigación, las tendencias a nivel internacional y las mejores prácticas a implementar para cultivar ecosistemas de innovación y sociedades basadas en el conocimiento.

Y es que la necesidad de repensar los métodos de educación y la importancia de la innovación en la academia es uno de los pilares de Laspau, organización asociada a la Universidad de Harvard, que promueve la inclusión en la sociedad basada en el conocimiento, no solo con programas de becas como la que benefició a Orlando hace 54 años, sino que desde hace más de una década conecta a instituciones para fortalecer la calidad y el impacto de la educación superior en las Américas.

Proyectos liderados desde las universidades

“Buscamos promover innovación, promover conexiones con el propósito final de dar luces, de cómo las universidades deben repensarse para resolver problemas complejos. Los problemas que estamos enfrentando, y los que vamos a enfrentar en 20 años, requieren una manera distinta de conectarse con los sectores externos, a la universidad y de enseñar”, señala Angélica Natera, directora ejecutiva de Laspau.

En una región con América Latina, la innovación y el emprendimiento van de la mano, tanto así que la mayoría de proyectos liderados desde las universidades, “todo lo que tiene que ver con emprendimiento, empresas que abordan problemas que se están presentando en el país donde se generan. Tú ves gente innovando en generación de textiles, en el tema ambiental, en el problema serio del agua que se viene. Hay un esfuerzo importante de abordar el tema de la pobreza, el tema de la economía informal generando este tipo de emprendimientos”, concluye Natera.

La misión de las universidades es tratar de entender cuáles son esas necesidades y preparar a sus estudiantes

Para lograr estos proyectos es necesaria la alianza entre las universidades, los gobiernos y el sector privado, sectores que muchas veces se han visto como antagónicos. Víctor Hugo Malagón, asesor de Colombia Científica, considera que cuando estos se logran conectar, se logran espacios de cooperación para fortalecer la cultura. El programa de Colombia Científica, por ejemplo, ha conseguido $220.000 millones de pesos para financiar diversos proyectos de innovación e investigación en el país, con dineros públicos y privados, lo que lo ha convertido en un sistema pionero de financiación a la investigación.

Juan Carlos Navarro, del Banco Interamericano de Desarrollo, considera que “la sociedad, economía y tecnología están cambiando rápido y radicalmente” y esto llevará de a poco a que estos aparentes antagonismos vayan desapareciendo. “El conocimiento va a empezar a circular por otro lado”, señala Navarro, por eso no es raro que empresarios no estén interesados en tener profesionales con doctorado en sus compañías, “podríamos pensar que cómo van a ser competitivos si sus directivos no tienen los conocimientos, ellos estarán buscando otro tipo de conocimientos, otro tipo de cualidades y las van a encontrar, y serán competitivos”, y la misión de las universidades es tratar de entender cuáles son esas necesidades y preparar a sus estudiantes para esto, concluye.

Se pone en ejecución el proyecto ENLAZAR
Se pone en ejecución el proyecto ENLAZAR
Se pone en ejecución el proyecto ENLAZAR